26 agosto 2010

Entrega de Bescós a El margen del cuerpo.


Más bonito es cuando una no lo había visto y se entera por el correo de los invisibles que un amigo y un poeta de esos grandes ha leído un librito cuaderno apenas trazado en un cuerpo, a penas.

Pase por mi blog El margen del cuerpo, un Roberto Bescós ha dejado su seña estampada.

No hay comentarios:

Sin embargo, lo femenino está en otra parte, siempre ha estado en otra parte: ahí está el secreto de su fuerza. Así como se dice que una cosa dura porque su existencia es inadecuada a su esencia, hay que decir que lo femenino seduce porque nunca está donde se piensa.

Jean Baudrillard

.

.