11 junio 2009

a l m a


porque sí, porque ella, porque ese día, porque ojalá

1 comentario:

Mariela Sol Trujillo González (1985) dijo...

porque sí,
porque nosotras,
porque algún día,
porque ojalá,
en uno de los dos puertos
las manos sedientas se encuentren y hablen de todo un poco,
de la simpleza y el letargo,
de la abundancia y lo oscuro
de una flor en el cemento,
de un apretón, los chocolates, el sol, los volcanes, el rojo y el negro, los libros, autores, amores, los viajes, hacia dentro hacia afuera y las otras latitudes, del espíritu,
del volar,
un día hablarán sobre el extraño oficio del volar con la palabra, ahí o aquí, pero siempre en un puerto.
te abrazo fuerte
Cariños Florencia!!
Marielasol

Sin embargo, lo femenino está en otra parte, siempre ha estado en otra parte: ahí está el secreto de su fuerza. Así como se dice que una cosa dura porque su existencia es inadecuada a su esencia, hay que decir que lo femenino seduce porque nunca está donde se piensa.

Jean Baudrillard

.

.