07 noviembre 2008

Cuento de hadas, W. Propp



Funciones de Propp:
1. Alejamiento: Uno de los miembros de la familia se aleja.
2. Prohibición: Recae una prohibición sobre el héroe.
3. Transgresión: La prohibición es transgredida.
4. Conocimiento: El antagonista entra en contacto con el héroe.
5. Información: El antagonista recibe información sobre la víctima.
6. Engaño: El antagonista engaña al héroe para apoderarse de él o de sus bienes.
7. Complicidad: La víctima es engañada y ayuda así a su agresor a su pesar.
8. Fechoría: El antagonista causa algún perjuicio a uno de los miembros de la familia.
9. Mediación: La fechoría es hecha pública, se le formula al héroe una petición u orden, se le permite o se le obliga a marchar.
10. Aceptación: El héroe decide partir.
11. Partida: El héroe se marcha.
12. Prueba: El donante somete al héroe a una prueba que le prepara para la recepción de una ayuda mágica.
13. Reacción del héroe: El héroe supera o falla la prueba.
14. Regalo: El héroe recibe un objeto mágico.
15. Viaje: El héroe es conducido a otro reino, donde se halla el objeto de su búsqueda.
16. Lucha: El héroe y su antagonista se enfrentan en combate directo.
17. Marca: El héroe queda marcado.
18. Victoria: El héroe derrota al antagonista.
19. Enmienda: La fechoría inicial es reparada.
20. Regreso: El héroe vuelve a casa.
21. Persecución: El héroe es perseguido.
22. Socorro: El héroe es auxiliado.
23. Regreso de incógnito: El héroe regresa, a su casa o a otro reino, sin ser reconocido.
24. Fingimiento: Un falso héroe reivindica los logros que no le corresponden.
25. Tarea difícil: Se propone al héroe una difícil misión.
26. Cumplimiento: El héroe lleva a cabo la difícil misión.
27. Reconocimiento: El héroe es reconocido.
28. Desenmascaramiento: El falso queda en evidencia.
29. Transfiguración: El héroe recibe una nueva apariencia.
30. Castigo: El antagonista es castigado.
31. Boda: El héroe se casa y asciende al trono.




Vladímir Yákovlevich Propp

Morfología del cuento
1928.


No hay comentarios:

Sin embargo, lo femenino está en otra parte, siempre ha estado en otra parte: ahí está el secreto de su fuerza. Así como se dice que una cosa dura porque su existencia es inadecuada a su esencia, hay que decir que lo femenino seduce porque nunca está donde se piensa.

Jean Baudrillard

.

.